FMR Reflexiones.png

14 de octubre 2018
¿Cómo logramos la vida eterna?

Por muchos años en las escuelas católicas se les ha enseñado a los estudiantes (incluyéndome a mí): "¿Qué tenemos que hacer para obtener la felicidad del cielo? Para obtener la felicidad del cielo debemos conocer, amar y servir a Dios en este mundo."

Eso es todo, solo tres cosas. Si las ponemos en práctica cada día, obtendremos la vida eterna.

El problema es que a menudo nos distraemos. Nos enfocamos en cosas mundanas como la fama, el poder, la riqueza y/o los bienes materiales. Permitimos que estas diversiones ocupen más y más de nuestro tiempo y energía. Dios a menudo es empujado hacia un lado. Esta es la razón por la cual el hombre rico en el evangelio de hoy se fue triste. Sus posesiones lo estaban realmente poseyendo a él.

Dios no nos pide que nos matemos de hambre para alimentar a los demás o que abandonemos nuestras casas para albergar a los desamparados. Él quiere que disfrutemos de los dones y bendiciones que Él nos ha otorgado. Pero para pasar la eternidad con Él en el cielo, debemos conocerle, amarle y servirle a Él. Y para hacer eso "en este mundo", debemos conocer, amar y servir a los necesitados compartiendo con ellos nuestro tiempo, talento y tesoro.



Nuestra Misión en la Iglesia Católica de la Transfiguración

TransfigurationWeb.jpg

Con amor, damos la bienvenida a todos en nuestra familia de fe  mientras celebramos con gozo los sacramentos, con liturgias católicas contemporáneas para crecer y servir como discípulos de Jesús.

BIENVENIDO - CELEBRA - CRECE - SIRVE

  


 

 

La Visita de la Virgen de Guadalupe a su Hogar

Si desea llevar la Virgen a su casa y orar por vocaciones sacerdotales, por las necesidades de su familia y de la de la comunidad. Por favor comuníquese con Vanessa Peña al 770-407-9469.

Recuerde que usted debe recogerla durante la Misa de las 2 :00 p.m. y devolverla en dos semanas en el mismo horario.