FMR Reflexiones.png

17 de febrero 2019
Bienaventurados los que confían en el Señor.

Los que confían en el Señor ponen sus vidas en Sus manos. Ellos dedican sus vidas a la bondad, al desinterés y confían en Dios. Su fe es más fuerte que cualquier prueba terrenal que deban soportar. Ellos serán recompensados con la vida eterna.

Aquellos que ponen su fe en las cosas del mundo nunca estarán satisfechos. Los placeres que buscan son temporales. La belleza y la juventud que persiguen para sus cuerpos se desvanecerán. La riqueza que acumulan no la podrán gastar en la próxima vida.

Esta es la lección de San Lucas en su versión de las Bienaventuranzas que vemos en el evangelio de hoy. Jesús describe cuatro maneras en que las personas pueden ser bendecidas o maldecidas. Los que son maldecidos ponen su confianza en las cosas físicas o del mundo. Los que son bendecidos no lo hacen. En su lugar, ponen su confianza en el Señor. Jesús promete que serán recompensados grandemente en el cielo.

¿Estamos entre los bendecidos o entre los maldecidos? Esta no es una situación al azar, o de la suerte. Es una elección. Al elegir confiar en Dios, tener fe en Su mensaje y compartirlo con otros, seremos bendecidos.



Nuestra Misión en la Iglesia Católica de la Transfiguración

TransfigurationWeb.jpg

Con amor, damos la bienvenida a todos en nuestra familia de fe  mientras celebramos con gozo los sacramentos, con liturgias católicas contemporáneas para crecer y servir como discípulos de Jesús.

BIENVENIDO - CELEBRA - CRECE - SIRVE

  


 

 

La Visita de la Virgen de Guadalupe a su Hogar

Si desea llevar la Virgen a su casa y orar por vocaciones sacerdotales, por las necesidades de su familia y de la de la comunidad. Por favor comuníquese con Vanessa Peña al 770-407-9469.

Recuerde que usted debe recogerla durante la Misa de las 2 :00 p.m. y devolverla en dos semanas en el mismo horario.